jueves, 3 de febrero de 2011

¿Y para mañana qué?

Antes de irnos a dormir, siempre nos preguntamos y para mañana qué desayunamos o comemos. El desayuno es imprescindible para una buena alimentación. Desayunar sólo café y algo ligero no ayuda a un buen comienzo y menos a la gastritis. Si fuera por mi esposo y mi bebé desayunaríamos siempre Hot Cakes, sin embargo debemos variarlo para no cansar a la cocinera.

Sugerencias para un buen desayuno:
a) Hot  Cakes, siempre van a la cabeza en esta familia. Los compro integrales, sólo les pongo un huevo, leche y una cuchara grande mantequilla derretida. Se cocinan LENTAMENTE en una sartén de teflón, antes de darles la vuelta les pongo varias cosas, según tenga en la despensa, nueces, almendras o avena.  Los sirvo con miel de maple, miel de abeja o mermelada casera de mandarina (mi favorita).

b) Pan Francés, una versión similar de los hot, pero con pan ya hecho. En este caso usamos el de 8 granos integrales, se pasa por una mezcla de huevo, leche, canela y vainilla. Se fríen en poca mantequilla o margarina y se cubren al gusto. Eso me recordó una desayuno en Miami, que pensando que el pan francés era igual al casero, pedimos mi marido y yo lo mismo. Nos trajeron un plato gigante con cuatro panes tamaño extragrande, con unas dos manzanas caramelizadas y mucha miel de maple que se salía del contenedor. Eso fue realmente grosero (ahora entienden el tamaño gringo) y sólo nos comimos un servicio.

c) Omelette, en sus diferentes presentaciones y sabores.  Capítulo aparte su sencilla elaboración.

d) Huevos revueltos con algo ( principalmente huevo o salchicha de pavo), hemos dejado atrás las versiones con tocino, de chorizo no tanto (recuerden que ahora lo preparan con soya).

e) Cereal, versión integral. Con granola casera adicional, otra receta que debo compartir, la granola en casa es simplemente deliciosa.

f) Cachapas, en temporada. Versión de Hot Cakes pero con maíz fresco, molido con cilantro, un toque de cebolla y pimiento. Se fríen en poca mantequilla y en lugar de cubrirse con algo dulce, se pone la salsa de su elección si es guacamole, mejor.

g) Chilaquiles, la clásica versión de las mamás. Sólo para cuando hay suficiente tiempo para su elaboración.

h) Molletes, siempre que les sobre frijoles y queso, los molletes son una solución. Pueden ponerle pico de gallo o cualquier salsa que tengan.

i) Licuados nutritivos: yogurt, fruta a su elección, leche de su agrado, granola o avena, almendras o nueces y un toque de miel.

j) Pan o pastel que se haya preparado en casa.

Ya son más de los de una semana, así que se pueden ir rotando para evitar que su ser querido se les aburra. Cabe mencionar que todo esto siempre va acompañado en nuestro caso de una taza de café recién molido y fruta picada con yogurt.

Por el momento es todo, la idea era que mañana despertaran sabiendo qué desayunar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario