miércoles, 16 de febrero de 2011

Consejos útiles en la cocina.

Hoy fui al supermercado, la verdad es una lástima no poder ir al mercado donde la comida está en general más fresca. Pero qué quieren, eso que te paguen con vales de raya y con tarjeta de débito es un impedimento para ir siempre al mercado.

De regreso, mientras el tráfico me detenía en cada semáforo, pensé en la multitud de cosas que se deben de tomar en cuenta en la cocina y en las compras diarias. Y como Diego sigue dormido, compartiré algunas reflexiones sencillas.

a) Importantísimo llevar una lista de lo que necesitas, antes de ir a comprar víveres. Hoy de plano olvidé el pan para los sandwiches de mi esposo, mmm, eso implica otra ida al mercado. Malo.
b) Hacer la lista por orden de los pasillos que visitas del supermercado, ahorrarás tiempo y no te distraerás en cosas que no necesitas.
c) Ve en horas que no hay tanta gente, generalmente por la mañana. Nunca con hambre.
d) Si vas a cocinar para pocas personas, no compres charolas con cantidades ya empacadas. Ve con el carnicero y dile cuántos gramos necesitas de cada cosa. En general para dos personas, es un cuarto o medio kilo de carne.
e) El de las carnes frías siempre querrá que lleves el de su marca, exige la que te gusta. Y también querrá que te lleves más gramos de los que necesitas, dile que te los quite aunque ponga cara de enojado.
f) Los lácteos, pan de caja y otros productos, tienen fecha de caducidad, así que siempre toma el producto que esté hasta atrás del anaquel, verás que siempre tiene fecha de caducidad posterior.


Una vez en casa hay mucho que hacer, siempre da un poco de flojera, pero es necesario guardar todos los comestibles. Las lechugas y vegetales con hojas frescas se conservan mejor si los envuelves en toallas de papel y luego en una bolsa de plástico.
Las carnes frías, además de guardarlas en una "coquita" (nombre raro que usa mi amiga Francis colombiana, para los famosos Tuperwere) usen papel aluminio.  Vale aquí un lamento, me chamaquearon con los productos milagro que anuncian en la tv (qué bueno que ya los van a prohibir) y se me ocurrió presionar a mi esposo para que me comprara con sus puntos de la tarjeta unos recipientes de plástico "fantásticos" que conservan la comida semanas. SON UNA FARSA.

¿Tienen pan duro por ahí guardado? El salado muélanlo para empanizar, el dulce resérvenlo para un pudín que luego les pasaré la receta.

Siempre es conveniente tener comida en el congelador, en especial básicos de la cocina mexicana: caldo de pollo o res, frijoles cocidos, arroz, verduras mixtas....

Luego continúo con los consejos, Diego tiene hambre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario