lunes, 30 de mayo de 2011

Huevos a la griega, desayuno especial.


Saqué de mi librero el recetario "302 Recetas Tradicionales de la Cocina Griega" que compré hacía ya varios años en nuestro viaje de bodas por las Islas Griegas. En Rodas, después de visitar las zonas arqueológicas nos dejaron en la ciudad amurallada para recorrerla a nuestro gusto. De ahí salieron varios recuerdos y dentro de ellos está este libro que no le dado el uso suficiente últimamente.

En los últimos días me había estado repitiendo con las mismas recetas para el desayuno: hot cakes, chilaquiles, molletes, pan francés, cereal, huevos en sus diferentes modalidades, etc.  Así que al toparme con este recetario, busqué algo que tuviera en mi despensa y "zas" que aparece esta deliciosa receta que les va a encantar.

Cabe hacer mención que no soy fanática de los huevos hervidos, pero estos tienen un sabor rico y si le agregamos un pan artesanal o un bisquet para complementar quedarán geniales.


HUEVOS A LA GRIEGA ( Agná ala elliniká)
4 huevos
2 tomates bola pelados
1 cebolla mediana picada
2 lonjas de tocino picado 
1 cuchara sopera de mantequilla
1/2 cuchara sopera de mantequilla
1/2 vaso de vino blanco dulce
2 cucharas soperas de queso rallado
Gotas de limón
4 trozos de queso gruyére, manchego, oaxaca o chihuahua.
Sal y pimienta.


En un recipiente pongan a hervir agua suficiente para cubrir sus tomates bola, a los que habrán hecho una cruz en la superficie superior para pelar fácilmente. Pásenlos por el agua y retiren la cáscara, córtenlos a la mitad, retiren las semillas. Coloquen en un refractario cubierto con un poco de mantequilla o aceite.  
En una sartén de teflón pongan el tocino en trozos pequeños, la mantequilla y  la cebolla finamente picada y dejen freír; si creen que el tocino está soltando mucha grasa retírenla con una toalla de papel. Agreguen el harina y revuelvan bien, apaguen al agregar el vino blanco (en mi caso usé mi eterno Marsala), sazonen con sal y pimienta,  mezclen esto con el queso rallado.  Con esta preparación, rellenen los tomates perfectamente y metan al horno 10 minutos aprox. Si usan el microondas, que no pase de un minuto y medio.


Los huevos se preparan de la siguiente forma: en una cazuela profunda se vierten tres tazas grandes de agua, se le exprime un medio limón y se le pone una cuchara de sal de grano. Se deja hervir, al soltar el hervor se vacían los huevos uno a uno, con cuidado para evitar que se rompan. El agua debe cubrir los huevos y cocinarlos sin llegar a dejar la yema dura. Se retiran uno a uno con una espumadera y se colocan sobre cada mitad de tomate.  Se cubren con las rebanadas de queso y se regresan al horno hasta que se gratine el queso. Se sirven sobre el pan de su preferencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario