jueves, 12 de mayo de 2011

Fetuccini a la ratatouille.

En estos en los que me puse a revisar lo que tenía en el refrigerador y ante la contingencia de sólo cocinar para Diego y para mí, encontré unos pimientos, cebolla, ajo y calabacitas. Días antes había preparado una lasagna y me quedó masa para preparar la pasta (ver las primeras entradas sobre su preparación) y decidí realizar un fetuccini, al no tener berenjena no puedo decir que sea 100% ratatouille, pero el sabor es muy similar. Sobra decir que a Diego le encantó, aunque no puede ser un parámetro, ya que todo le gusta.

Fetuccini a la ratatouille.


200 grs. de fetuccini.
50 grs. de queso parmesano rallado
2 calabacitas picadas
1/4 de cebolla picada
1 ajo grande
2 cucharas de aceite de oliva
1 jitomate 
1 taza de puré de jitomate
1 pimiento morrón del color que encuentren.
1 manojo de albahaca fresca.


Al tener la masa lista (huevo y harina únicamente), procedí a adelgazarla en la máquina de pasta y cortarla en tiras finas. En caso contrario, en una olla grande poner unos dos litros de agua a hervir, una vez que suelta el hervor agregar un puño grande de sal de mar.  Esperen hasta que tengan la salsa para agregar la pasta al agua.
En otra sartén coloquen el aceite de oliva, una vez caliente agreguen la cebolla y el ajo ( dejen un poco primero la cebolla para que no se dore demasiado el ajo), piquen y agreguen el pimiento y las calabacitas, cuando suavicen agreguen el jitomate. Al final viertan el puré de tomate y las hojas de albahaca. Sazonen con sal, si el jitomate es muy ácido, un poco de azúcar lo contrarresta. Dejen hervir la salsa.
Al estar la salsa lista, pongan el fetuccine al agua, si es hecha en casa 3 minutos exactos; si es comprada unos 8 minutos, revisen el centro de la pasta para que no se les pase.  Mientras rallen el queso y ténganlo a la mano, recuerden que el queso de lata verde no es parmesano; por lo que prefieran comprar una barra de unos 100 grs., si no de Parma, al menos uruguayo (que poco le pide al original).
La pasta la escurren, la regresan a la olla en la que la hirvieron y le agregan el queso, este procedimiento es importante para que el queso se adhiera a la pasta y le de mejor sabor, dejen algo para adornar al final.  Viertan la salsa con las calabacitas y sirvan.



No hay comentarios:

Publicar un comentario