jueves, 7 de julio de 2011

Pollo asado y paté, un menú de pocos pesos.

Sucede que a mi esposo le gustan mucho los pollos asados, especialmente los del supermercado cuando vamos de compras. Al vivir en el epicentro del pollo, es lo más sencillo buscar un pollo relativamente más fresco que en el súper a buen precio. Escogí esta vez un pollo de un kilo y medio; además de medio kilo de hígados de pollo con la intención de preparar un paté.

Las recetas que hice son de verdad fáciles y económicas, los consejos que les doy es que sean muy generosos con la sazonada; a mi me faltó sal y especies en el pollo aunque al prepararlo sentí que ya estaba muy sazonado. Por lo que no tengan temor y hagan casi una costra de sazonadores, porque el pollo es en realidad muy insípido.


POLLO AL HORNO.
1 pollo entero
Sal, pimienta, especias a su gusto.


Como ven este pollo no requiere ni vino, ni grasa, ni verduras raras. Los pollos tienen suficiente grasa como para que le agreguemos más. Se limpia el pollo perfectamente (alas, cola e interior), dejen el rabo porque las patas irán dentro del ano del pollo, hagan las alas hacia atrás con la finalidad de que no se sequen primero. Sazonen por dentro y fuera abundantemente, puede ir desde hierbas finas, sal y pimienta. Mostaza, untable o en semillas. 


Coloquen el pollo en un recipiente que aguante el calor del horno, con la finalidad que ahí lo presenten  y no usen una charola de la que luego lo tendrán que pasar a otro platón. No debe ser pequeño porque los jugos cocerán el pollo y sabrá a pollo hervido. Pónganlo a fuego medio alto, por una hora aproximadamente. Pinchen el pollo y si no sale líquido sanguinolento es que ya está, déjenlo reposar un rato antes de servirlo.


Aconsejo servirlo con ensalada de manzana o puré de camote.




PATÉ DE HÍGADOS DE POLLO.
1/2 kilo de hígados de pollo
2 manzanas
1 cebolla
sal, pimienta
hierbas de olor (mejorana, laurel, tomillo especialmente).
Una taza de brandy o vino dulce.
200 grs. de tocino.
1 cuchara de aceite grande de oliva o de mantequilla.
1/2 taza de leche.


Laven bien los hígados, si se los vendieron con corazón quítenlo de la jugada, piquen el tocino y en una sartén grande fríanlo a fuego bajo. Agreguen la cebolla y los hígados, salpimienten. Dejen que los hígados se tornen rosas y pongan las manzanas peladas y picadas. Sigan moviéndolos hasta que estén completamente cocinados, viertan el licor y si pueden, flaméenlos, si no lo pueden hacer déjenlos un rato para que se evapore el alcohol. Dejen al final la leche y revisen la sal. 


Una vez fríos, pasen la mezcla por el procesador o licuadora. Luego cuelen la pasta para quitar los trozos poco molidos. Viértanlo en una recipiente de vidrio o cerámica (saldrá más de medio kilo) y encima pongan una ligera capa de mantequilla derretida o de aceite de oliva para que no se oscurezca el paté. Enfríen y sirvan con galletas, pan en crutones o simplemente para aderezar su sándwich favorito.


Procuren prepararlo cuando tengan un evento cercano, ya que no aguanta mucha refrigeración y sale más de medio kilo de paté.


Costo total de los dos platillos menos de 7 US.



No hay comentarios:

Publicar un comentario